Marketing

May 5, 14 • Alimentación, General2 Comments

Hace tiempo que venimos haciendo intentos, pero la huerta no está teniendo la atención que se merece, se nos pasan las estaciones y no hemos podido plantar nada, pero la tierra es generosa, y me manda señales tentadoras, diciéndome “mira todo lo que podrías hacer si me prestaras un poco de atención”, hace su marketing natural que funciona de maravillas conmigo, por que me vienen unas ganas terribles de meter las manos en la tierra.

photo1

De las plantas abandonadas de acelga que plantamos la primera vez cayeron las semillas, y nacieron nuevas plantas. Con la ayuda de las lluvias de los últimos días, crecieron grandes, sanas, brillantes. Tambien las calendulas y el perejil, se beneficiaron del agua caída.

photo4
photo3
photo2

Dos veces ya cosechamos esta acelga, hoy prepare una especie de pastel de acelga en unas hermosas cazuelitas de barro que trajimos de Chile.
photo5

2 Responses to Marketing

  1. Damián dice:

    Doy fe que el pastel de acelga estuve genial; no es para alardear pero comer un fruto recién cosechado no tiene comparación.

  2. Marina dice:

    mmmm tiene una pinta… esas cazuelitas están buenas para una humita también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *